Mezcal Orgánico

Podríamos pensar que los productos orgánicos se reducen sólo a frutas y verduras, pero nos olvidamos de todos los productos que se pueden lograr a partir de estas cosechar orgánicas, desde cosméticos, hasta licores, como en este caso que les hablaremos del mezcal orgánico.

 

Esta bebida que de pronto tomó una fuerza impensable entre las clases media alta y alta, se consideraba de mal gusto, y para pobres (sabemos que podemos comprar una garrafita de Tonayan en cualquier tiendita por un costo muy bajo, y es el preferido de las personas que viven en situación de calle).

agave2

Sin embargo en los últimos años, esta bebida ancestral retomó fuerza, carácter y una categoría poco usual, incrementando su consumo un 48% de 2011 a 2014 (como pasó con el pulque hace no mucho), tanto que en colonias como la Roma y la Condesa se abrieron lugares específicos para la venta de mezcal, conocidos como “mezcalerías” (muy original) y donde puedes encontrar diversas marcas, presentaciones y tipos.

 

Uno de estos tipos de mezcal, es el orgánico. ¿Quién diría que podrías embriagarte y cuidar el ambiente al mismo tiempo? En México existen diversas marcas que han optado por el método orgánico para la producción de mezcal, entre ellas podemos encontrar “Delirio” “Leyenda”, “Montelobos” entre otros, que además buscan recuperar y apoyar las regiones de donde obtienen el mezcal y ayudar a las comunidades que viven de su producción.

 

Esta producción busca mantener el método tradicional, manual y artesanal de la creación del mezcal, siendo empresas sustentables y que reducen el impacto ambiental en las comunidades mezcaleras, a través de maguey orgánico certificado y maderas sustentables.

mezcalillera

Pero ¿cómo es este proceso?

Primero se requiere que el maguey madure, y esto tarda aproximadamente de 8 a 10 años; transcurrido este tiempo, se cortan las plantas desde la base, y se retira la mayor parte de sus hojas quedándose únicamente con las “piñas” del agave, las cuales se cuecen en hornos en forma de cono, bajo tierra, calentados con piedras de rio, madera de mezquite y ocote.

 

Después se tritura con un instrumento llamado “trapiche” una rueda de piedra jalada por mulas, se fermenta con maderas de ocote y se destila en alambiques de cobre calentados por maderas de la región. Este proceso es el que da origen al mezcal orgánico, ya que durante su elaboración no se ocuparon fertilizantes ni pesticidas químicos.

humo1

Así que la próxima vez que salgas con tus amigos elije una botella de mezcal orgánico, no sólo la disfrutarás, porque su sabor es mejor, sino que además estarás contribuyendo a mantener a las comunidades mezcaleras de México y reducirás el impacto en el medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s